¿DEMOCRACIA ES SOLO IR A VOTAR?

Por todos lados escuchamos o vemos hablar de democracia, los tipejos más fascistoides como Calderón, Bush, Obama, Tony Blair, Zarkozy, Berlusconi y demás piara que domina el mundo se atiborra la boca exigiendo “democracia” para el mundo y una vez más todos los intelectuales y periodistas que salen al paso a dar estas noticias, se quedan cortos, no explican que democracia es la que están buscando se implante en los países. México, se dice, es un país democrático; Cuba, Venezuela, China, Corea del Norte, Vietnam, son países con regimenes autoritarios, dictaduras en otros casos, déspotas los llaman más allá; pocas personas se ponen a analizar el lenguaje que utilizan los politiquillos de pacotilla cuando hablan así, veamos un pequeño esbozo de lo que realmente quieren decir.

Democracia en la usanza griega significaba un gobierno popular, en el cual los ciudadanos, que no era todo el pueblo griego pues había extranjeros, esclavos y un estrato social muy peculiar que hacia que no todos pudieran ser ciudadanos, escogían que leyes darse, participaban de su creación (recordemos que eran sociedades muy pequeñas y con los esclavos las personas tenían el tiempo de acudir al agora a discutir estas leyes) y eran obedecidas por todos, es decir, el pueblo mismo estaba orgulloso de ser democrático porque eso los hacia libres en comparación con por ejemplo el pueblo persa que era un pueblo regido por la voluntad unipersonal que decidía que hacer como hacerlo y cuando hacerlo; la norma era parte del pueblo griego, de sus ciudadanos precisamente porque ellos de manera libre habían decidido que esas normas regirían sus vidas, de eso estaban orgullosos, pudiéramos poner en boca de un ciudadano griego las siguientes palabras: “soy un hombre libre, obedezco mis leyes porque he participado de su creación, desobedecerlas sería traicionarme a mi mismo, a mi libre voluntad”; esa era la democracia a la usanza griega, ese es el autentico significado de ser democrático.

Durante mucho tiempo, edad media, prepondero un sistema feudal donde la aristocracia y el rey eran los únicos legitimados para tomar las decisiones publicas fundamentándose en muchas de las veces en el dogma ya conocido de “así lo dispone dios”, la clase media incipiente allá por mediados y finales del siglo XVIII estaba harta de no poder participar del poder, eran personas de dinero, querían decidir sobre la res publica, pero escindidos por un sistema tradicionalista de tal cosa se frustraban, pero no se quedaría así la cosa; tras el triunfo de la revolución francesa se inventaron un mecanismo muy cómico si se le analiza para poder legitimarse en la toma de decisiones que les corresponde únicamente a ellos, pero guardando la apariencia de que el “pueblo” es el que democráticamente se expresa a través de ellos. ¿Cuál fue este cómico método? Muy sencillo, se inventaron la figura de la representatividad, la cual a su vez consiste en hacer que la gran masa del pueblo, otrora participante directa en los asuntos públicos, se dedicara exclusivamente a “elegir” mediante el sufragio quienes serian aquellos que los “representarían”, les siguieron cortando toda posibilidad de participación directa, pero se decía, “el pueblo esta mandando mediante su expresión en el voto quien debe representarlo y quien debe hacer las leyes que nos regirán a todos”, ya no era dios el que determinaba quien gobernaría, ahora era el “pueblo”, pero al igual que a dios, ¿Cómo le reclama el “pueblo”  a sus gobernantes cuando estos actúan mal? Hay un comiquísimo hito en el derecho constitucional mexicano que dice que “todos los funcionarios públicos deben protestar su cargo…” la protesta va más o menos así: “jura hacer respetar la constitución y las leyes que de ella emanen…” “si protesto” “si así no lo hiciere, que la nación se lo demande”; ¡¡que extraordinariamente cómodo!! Y esa nación, como es que le puede demandar algo al tipejo que solo utiliza su cargo para enriquecerse, si alguien ha visto a la tan urgida de presencia “nación” que le diga que tiene que venir a reclamarle a todos estos cerdos que no desempeñan su cargo adecuadamente por favor, urge la presencia de esa “nación”. Pienso que en el siglo XVIII las personas no aclamaban por la presencia de la nación, sino aclamaban por la presencia de dios para que viniera a ver las marranadas que hacían los funcionarios que habían puesto en el poder, este es el chiste, es la gracia de la democracia que vehementemente claman para todos los países del mundo los gringos, todo aquel que no ponga a votar a la “nación” para darse legitimidad, esta actuando en contra de la democracia, como si tal cosa fuera eso; hay que guardar la apariencia y todo aquel país que no lo haga nos estorba, todo aquel país que no permita que una minoría voraz acumule impunemente cualquier cantidad de riqueza, es un gobierno “no democrático”, todo aquel gobierno que limite la propiedad privada de la burguesía es un gobierno “populista”, “demagogo”, “peligroso”, “antidemocrático”, “déspota” ,“dictador” etc. no obstante si se permite la explotación de la “chusma maldita” (termino usado en México por la clase acomodada), si se permite el enriquecimiento exacerbado de unos pocos, ínfimos individuos, si se permite con lo anterior que sesenta millones de personas vivan en la pobreza pero, se tienen elecciones donde la gente como zombie solo va a elegir al siguiente en turno que habrá de exprimirle hasta la ultima gota de vida, esos gobiernos si pueden llamarse “democráticos”. Entender el lenguaje con el que se maneja esta piara es clave de primera importancia para comenzar a desenmascarar la apariencia con la que se manejan, seamos cítricos en base a la adquisición de conocimiento, en base a la cultura, es un análisis laxo pero recomiendo el libro “Instituciones políticas y derecho constitucional” del maestro Maurice Duverger para profundizar sobre este tema; democracia no es en conclusión ir a votar por la misma bola de jodidos esperpentos que se reciclan el poder, democracia es un pueblo participativo que toma parte del poder para ejercerlo y para cuidar como se ejerce, esas instituciones no existen en nuestro país, pero deberemos abrirlas a punta de lo que sea, ahí esta la clave una vez más: organización social y estrategia encaminada a poner en los cotos de poder gente realmente preparada que represente auténticamente los intereses generales, no los individuales o de grupo. Hay jóvenes hoy día organizándose para estos propósitos, la marcha es ardua y el monstruo que hay que destruir es muy poderoso, pero lo conseguiremos.

Gral. Rojo

Anuncios

~ por generalrojo en 9 octubre, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: