Legalización de las Drogas

Por primera vez durante su gobierno, el Presidente Felipe Calderón (FeCal), aceptó, en una entrevista para la cadena CNN, que la legalización de las drogas pude ser una solución para combatir el problema del narcotráfico en nuestro país. Si bien dejó claro que no está de acuerdo en la despenalización, aceptó que es un problema imposible de erradicar, y por consecuente la solución real es asegurar el cumplimiento de la ley, llevando el uso de drogas dentro de ésta. Los conservadores dirán que legalizar el uso de sustancias está mal, pero quisiera exponer razones por la que, a mi parecer,  esta sería una buena decisión.

Primero que nada, por muy restringidas e ilegales que sean las drogas, es relativamente fácil para cualquier persona conseguir la sustancia de su preferencia. Quién la quiera consumir lo va a hacer, este prohibido o no. La diferencia podría ser que en lugar de tener que pagar precios altos por sustancias de las que no se conoce su origen y/o pureza, podrían estar controladas, tal y como se hace con el alcohol, se podría tener una especie de control de calidad y de cantidad.

Resulta más caro prohibir que controlar. Tomemos como ejemplo la prohibición  de alcohol en EU de 1920 a 1933. Esta medida originó una escalada en la violencia, la creación de innumerables grupos criminales y el enriquecimiento de los que ya existían (esa época fue la cúspide del imperio de Al Capone), e irónicamente un aumento en el consumo de alcohol entre la población. Esto no terminaría la corrupción o la delincuencia (problemas que tienen origen en la pobre formación educativa en este país), por lo menos se terminaría con todo aquello que rodea al negocio del narcotráfico. Si se toma el control de los precios, distribución y hasta lugares de consumo de droga, se terminarían las mafias que lo rodean, y se podrían crear empleos y/o negocios dedicados a esto.

La obesidad (diabetes, hipertensión, etc.) mata a un mayor número de personas que las drogas, esto claro, relacionado directamente al consumo, y no a las muertes causadas durante su venta o por el control de territorios, pero no se ve a ningún político diciendo que hay que prohibir los gansitos, los tamales, o los tacos de carnitas.

Se podrían argumentar los problemas psicológicos y emocionales de los familiares de los adictos, creo que pasa exactamente lo mismo con las familias de los alcohólicos. Así mismo podemos ver el número de muertes que cada fin de semana suceden, ligadas a conductores ebrios que se mataron o mataron a terceros por culpa del exceso del alcohol, y por lo menos yo, nunca he escuchado que alguien que andaba pacheco, atropelle o choque.

No porque el alcohol cause más problemas, quiere decir que las drogas están libres de esto, sólo quiero decir que tampoco se deben etiquetar como la causa de todos los problemas de la humanidad. Aunque creo que todo este debate resulta un poco inútil, ya que es una utopía pensar que ese negocio tan grande, y con tantos gobernantes y líderes sociales dentro de él, vaya a terminar pronto.

Anuncios

~ por albertotrbk en 5 agosto, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: